Libros: CAROLINA SE ENAMORA

2011
03.28

CAROLINA SE ENAMORA

Federico Moccia

Planeta Internacional

Encontrar un patrón y explotarlo en cada novela con gusto y atractivo para calar entre miles de adolescentes, sobre todo chicas y no tan jovencitas. Eso es lo que el italiano Federico Moccia ha conseguido con sus novelas, centradas en la juventud, el optimismo y ante todo en el amor adolescente.

Así es como ha arrasado en media Europa y en especial en nuestro país con Perdona si te llamo Amor y la tan comentada A Tres Metros sobre el Cielo con su consiguiente éxito a la española en taquilla con el film protagonizado por María Valverde y Mario Casas.

Su temática y su forma de contarla conquista a todo el que se sumerge en sus bonitas y digámoslo, edulcoradas historias, por ello su nueva novela CAROLINA SE ENAMORA se convertirá de aquí a muy poco en otro best seller que sumar a su carrera.

La historia vuelve a contarse desde el patrón de la juventud, en este caso y como bien dice su título en una joven de 14 años llamada Carolina, quien vive llena de ilusiones, pasándolo bien con sus amigos, una buena relación con sus padres, el deseo de tener una moto para moverse, la paga de todo adolescente y las manías y clichés de la juventud.

Besos, tonteo y salidas nocturnas pueblan una historia que bebe del optimismo pero curiosamente deja ver los males del primer amor, en este caso de nombre Massimiliano, quien como un príncipe azul aparece en su vida pero tan pronto se enamora descubrirá los palos que el amor da en nuestras vidas, sobre todo en unas edades en las que el primer romance parece nacer y morir en esa misma persona, sin capacidad para entender que tan solo es una primera piedra en el duro pero bonito camino del amor.

Nuevamente Moccia sabe exprimir todos los ingredientes necesarios y que ya son patente suya en una novela fresca y juvenil, demasiado ñoña por momentos y con su particular forma de contar los acontecimientos, que guste o no, sabe cuajar entre sus miles de lectores, y con CAROLINA volverá a hacerlo seguro.

Miguel Rivera

Tu respuesta